mundo menino 
sigue nuestras aventuras/ siga nossas aventuras

         Mundo Menino es una Tribu del mundo: Odei (3 años) y Gaia (1) nacieron en el nordeste brasileño, donde viven actualmente con mamai -una periodista de Barcelona con raíces checas- y papai, un cineasta de Buenos Aires. Antes de ellas nacer, los papais viajaron más de tres años por el mundo, y ahora empiezan otro viaje ... esta vez en familia.

                                  *  *  *  *  *

          Mundo Menino é uma Tribo do mundo: Odei (3 anos) e Gaia (1) nasceram no nordeste brasileiro, onde moram atualmente com a mamãe delas -uma jornalista de Barcelona com raizes tchecas- e o papai, um cineasta de Buenos Aires. Antes delas nascer, os pães viajaram mais de três anos pelo mundo, e agora começam outra viagem...em familia. 

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon
  • La Tribu de Mundo Menino

Natal con niños: 18 lugares para ir

¡Hola a tod@s de nuevo! ¿Qué tal?


Yo y mi hermanita nacimos en Natal, pero vivimos en Maracajaú, un pueblito de pescadores a 55 kilómetros al norte de Natal, aunque cada vez que podemos nos vamos de viaje. Mi mamá es de Barcelona y mi papá de Buenos Aires, pero desde el 2011 empezaron un viaje y todavía no han vuelto a la ciudad condal donde vivían. Yo ya soy grande, tengo 4 años; y mi hermanita es pequeñita y tiene 1. Bueno, que por qué os explico todo esto, pues para que sepáis que somos una familia viajera, que nos gusta recorrer todo lo que podamos y por eso me conozco esta zona del nordeste brasileño como la palma de la mano, ¡ea!


Queréis saber qué hacer en Natal con niños, pues os voy a decir hasta 18 lugares increíbles para visitar con nosotros, los más peques (aunque muchos grandes van sin niños y se lo pasan genial también, jaja). Ahora bien, ¿queréis un consejo para tod@s aquell@s que venís de vacaciones en Natal? Yo os recomendaría que no os quedarais a dormir todas las noches en Natal mismo, sino en las playas de Natal y alrededores, como por ejemplo en la playa de Maracajaú, donde estamos nosotros, Pipa, o lugares más tranquilos y con naturaleza, ideales tanto para grandes y pequeños.


Muchos turistas se quedan en la ciudad y hacen las excursiones desde Natal. Os digo por experiencia que es mejor alquilar un coche e ir un poquito más lejos y hacer las excursiones desde el punto elegido. Pero ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito.

Bueno, no me enrollo más. Ahí van los puntos de lo que os voy a explicar a continuación:


18 lugares para visitar con niños en Natal y alrededores


Ciudad de Natal con niños

1 - Playas y Ponta Negra

2 - Acuario de Natal


Alrededores de Natal hacia el Norte

3 - Paseo de dromedario en las dunas de Genipabú

4 - Paseo de buggy o quad por las dunas de Genipabú

5 - Cruzar Barra do río en coche encima de las barcas

6 - Lago de Pitangui

7 - Skibunda y aerobunda en el lago de Jacumá

8 - Paseo en barco por los manglares de Barra de Maxaranguape

9 - Ir a los corales de Maracajaú (mayores de 6 años)

10 - Paseo de buggy o quadriciclo por Maracajaú

11 - Paseo desde Maracajaú hasta el río Punaú

12 - Parque acuático Manoa


Alrededores de Natal hacia el Sur

13 - El árbol de cajú (anacardos) más grande del mundo en Pirangui

14 - Lagoa de Carcará

15 - Pipa

16 - Tibaú do Sul

17 - Bahía Formosa

18 - Sagí



Natal con niños


1 - Playas de Natal y Ponta Negra

Aunque yo estoy más asalvajada y prefiero las playas vírgenes de donde vivo, muchas familias prefieren las playas de Natal y en especial la más turística, Ponta Negra. Encuentras todo tipo de barcitos, restaurantes, hay tumbonas y gente que te vende bebidas, artesanías y demás. En toda la región nordestina hay marea baja y alta, así que antes de ir a las playas de Natal está bien mirar la tabla de mareas.

De paseo por Ponta Negra con nuestra querida Elena que vino desde Barcelona para vernos. Con ella viajamos juntas por el nordeste brasileño hasta Salvador de Bahía y la chapada diamantina. Yo aquí tenía un año y medio.


2 - Acuario de Natal

Esta es una muy buena opción si te pillan días de lluvia (entre marzo y junio) y no sabes qué hacer en Natal con niños. Aunque me repito, yo estoy más asalvajada y prefiero ver los animales libres en su hábitat natural, pero una vez fui al Acuario de Natal con la escuelita y entiendo por qué muchas familias con niños que han venido a visitarnos les gusta este Acuario. Para las familias que estén en Natal con niños, también pueden ir al Fuerte de los Reyes Magos, pero como yo no lo conozco no lo pongo en la lista de mis preferidos.


Alrededores de Natal hacia el Norte


3 - Paseo de dromedario en las dunas de Genipabú

Las dunas y playa de Genipabú están muy cerquita de Natal. La última vez que visité Genipabú yo era muy pequeñita y no me subí al dromedario, pero mi amiga Lua que tenía 4 años sí lo hizo y le gustó mucho. En nuestro reciente viaje a Marruecos hice un paseo en dromedario con mi hermanita Gaia y también me gustó mucho, así que la próxima vez que vaya a Genipabú seguro que me subiré a estos animales tan graciosos. ¡Ah! Y no, los dromedarios no son originarios de aquí, los trajeron un día de África y aquí se quedaron e hicieron familia.


Mi amiga Lua de Barcelona cuando vino a visitarme


4 - Paseo de buggy por las dunas de Genipabú

Para quién no quiera ir con el dromedario, también se puede hacer el paseo en buggy por las dunas de Genipabú. Te llevan a ver:

- las dunas y el lago de Genipabú,

- el lago de Pitangui donde hay atracciones para niños, un castillo inchable, barquitas a pedales y un restaurancito para comer y beber a orillas del lago;

- al lago de Jacumá, donde puedes hacer skibunda o aerobunda (eso es, tirarse con una plancha por las dunas o con una tirolesa hasta caer en el lago).

Si a todo esto le añades la puesta de sol encima de la mayor duna de Genipabú, el combo está servido.


Sandboard en las dunas de Genipabú


Con nuestra querida Mamá Cucu que ya ha venido desde Barcelona a visitarnos dos veces. A nosotros nos gusta dejar el coche en la playa de Genipabú y subir la gran duna a pie para ver la puesta de sol.



5 - Cruzar Barra do río en coche encima de las barcas

Esta no es una atracción turística, pero ¡¡me encanta!! Justo en la salida norte de Genipabú hay un río que desemboca en el mar y hay muchísimas barquitas que cruzan los coches de una orilla a otra del río. Es increíble. Dice mi mamá que parecen los gondoleros de Venecia, pues empujan las barquitas con un palo largo como en las góndolas.



6 - Lagoa de Pitangui

Este laguito es ideal para nosotros, los más pequeños de la familia. Tiene barquitos con pedales y un castillo inflable para que juguemos. Hay un restaurancito en el que podemos tomar algo a la sombra. ¡Me encanta!



Cómo llegar a la Lagoa de Pitangui

7 - Skibunda o aerobunda en la lagoa de Jacumá

Jacumá es otro lago al norte de Natal, y al igual que Pitangui también tiene playa. Es muy lindo y tiene dos atracciones que atraen tanto a grandes como pequeños: el skibunda y el aerobunda. ¿Y qué es esto? Pues te puedes tirar al lago con unas tirolesas aéreas o con unas tablas por las dunas. Es muy divertido.



8 - Paseo en barco por los manglares de Barra de Maxaranguape

Este es otro paseo nada turístico, pero hermoso. En Barra de Maxaranguape, hay un río que llega al mar. En el puertito hay barcos de pescadores bien nativos. A nosotros nos gusta mucho ir, pedirle a cualquier pescador si nos quiere llevar por los manglares, y ahí vamos de paseo río adentro hasta un puente. Ahí siempre hay gente bañándose, pero yo todavía no me he metido. Es un paseo muy tranquilo y bonito. Me encanta hacer de capitán de barco. Ya de vuelta, te llevan hasta la desembocadura y luego al puertito con las cuatro barcas.

De paseo por los manglares de Barra con Elena y mamá

Gran foto de Elena



9 - Ir a los corales de Maracajaú (mayores de 6 años)

Hasta hace dos años cualquier niño podía ir a los corales de Maracajaú, pero ahora la edad mínima son los 6 años, así que ni yo ni mi hermanita podemos ir… El paseo es muy lindo. Los catamaranes y lanchas salen casi cada día cuando la marea está baja. Los corales de Maracajaú están a 7 kilómetros mar adentro. Una vez ahí, los barcos paran y todos pueden nadar entre los corales y los pececitos de colores. También varía la profundidad del mar, dependiendo del día, por lo que a veces se hacen piscinitas naturales en alta mar. Es genial. Mi mamá tiene su web de turismo sobre Maracajaú, así que si tenéis cualquier duda, ella os puede ayudar =)



10 - Paseo de buggy o quadriciclo por las playas de Maracajaú, río peracabú, dunas y lagos

La naturaleza en Maracajaú es increíble. Tiene playas extensas, vírgenes y casi vírgenes, dunas, lagos naturales (algunos todo el año y en época de lluvia las dunas están llenas de lagos para nadar y jugar). Aunque a nosotros nos gusta mucho caminar, y lo hacemos todo a pie, muchas familias que vienen pocos días por aquí prefieren hacer el paseo en quadriciclo o buggy. Te llevan a ver las playas, las dunas, los lagos y el río peracabú (un río que en época seca no llega al mar y se forma un lago en la playa y en época de lluvia sí llega al mar. Hay alguna cabaña para tomar algo y hay hamacas en el agua).



En la época de lluvias, las dunas se llenan de lagos increíbles

11 - Paseo de buggy o quadriciclo desde Maracajaú hasta el río Punaú

Este es otro paseo por las playas y dunas de Maracajaú, pero van hacia el norte hasta el río Punaú. La desembocadura de este río es hermosa, con un montón de pájaros diferentes. Hay un restaurante y también se puede hacer skibunda, o lo que es bajar las dunas con las tablas hasta llegar al río.

Desembocadura en Punaú

Playa de Maracajaú yendo hacia Punaú

12 - Parque acuático de Manoa en Maracajaú

El Manoa Park es otro de mis lugares preferidos. Es el mayor parque acuático de Río grande del Norte y tiene un montón de piscinas y lugares para que los niños juguemos, como el río lento o la piscina de los niños con sus tobogancitos, y el barco pirata con chorros de agua. Nunca me canso de ir al Manoa, es el mejor parque acuático de Natal.




Alrededores de Natal hacia el SUR


13 - Pirangi, el árbol de cajú (anacardos) más grande del mundo

El cajueiro es un árbol típico de aquí. El fruto que da se llama cajú, y viene por partida doble: es una fruta para comer y un fruto seco llamado cajú, pero en España se llama anacardo. Un poco al sur de Natal encontramos ¡¡el mayor cajuerio del mundo!! El árbol cubre un área de 8500 m cuadrados, con un perímetro de aproximadamente 500 m y produce cerca de 70 a 80 mil cajús en temporada e cosecha, el equivalente a 2,5 toneladas. La época de cosecha es de setiembre a diciembre, y los visitantes pueden saborear la fruta mientras dan vueltas recorriendo el área del árbol. El cajueiro se plantó en el año 1888 por un pescador que murió a los 93 años, bajo las sombras del cajueiro. Vale la pena ver este gran árbol.

Un árbol: 8500 metros de copa, 2 toneladas de cajús por año

El cajú: fruta y fruto seco, el anacardo

14 - Lagoa de carcará

El Lago de Carcará es un lago con las aguas cristalinas y la arena bien blanquita. Es muy lindo y lleno de barquitas con pedales ideales para la ¡diversión de toda la familia! El agua es bien rasa, ideal para que podamos jugar tranquilos. El acceso no es muy fácil, por lo que no hay mucha gente y se puede estar tranquilo.


15 - Ir a las playas de Pipa para ver tortugas y ver los delfines

¡Pipa es otro lugar que nos encanta a toda la familia! El pueblito es hermoso, con un montón de rinconcitos encantadores. Los alrededores de Pipa tienen una naturaleza exuberante y las playas son lo más. Tiene unas 9 playas, y en la de Madeiros y Golfinhos ¡se pueden ver delfines y tortugas! Golfinhos quiere decir delfín en portugués, pero siempre que hemos ido a Pipa hemos visto los delfines en Madeiros y no en golfinhos. Además, para ir a la playa de golfinhos hay que vigilar con la marea, pues sólo se accede a pie y con la marea baja. Todas las otras playas se acceden a través de unas escaleras muy altas por lo que os recomiendo ir con la mochilita portabebés y no con carrito.


Cuando yo tenía 2 meses nos fuimos a viajar con mis papais y mis abuelos por todo el nordeste de Brasil

Otra playa hermosa es la del Amor, desde la cual también vimos tortugas. La verdad es que Pipa es un pueblito para quedarse algunos días tranquilos. Nosotros hemos ido varias veces a pasar el día, pero es mejor quedarse ni que sea una noche. Cuando yo tenía 2 meses, vinieron mis abuelos de visita e hicimos un viaje por el litoral del nordeste brasileño. Una de las paradas fue en Pipa y nos quedamos a dormir en una posada muy céntrica, Som das Ondas, pero lejos del ruido nocturno. Alquilamos uno de los apartamentos con cocina y baño privado, lo mejor cuando viajas con bebés y niños como nosotras. Para los jóvenes, hay ambiente surfero y por la noche hay mucha más fiesta que en Maracajaú, que es un pueblo más tranquilo.



16 - Ver la puesta de sol en Tibaú, donde el río se encuentra con el mar

Si vais a Pipa, muy cerquita de ahí está Tibaú do Sul, otro lugar al que nos encanta ir para ver la puesta de sol. Es un lugar increíble, justo donde el río se encuentra con el mar. Hay algunos barcitos en los que se puede tomar algo mientras se ve el sol fundirse en el río tropical. Es realmente hermoso, sobre todo con un heladito en mano.


17 - Bahía Formosa

Siguiendo en la línea de Pipa, a unos 20 kilómetros está Bahía Formosa, un pueblito encantador con unas playas muy lindas y un mirador increíble. Nosotros fuimos el año pasado porque mi papá participó (y ganó) en el VIII Festival de Cine Internacional de Baía Formosa (FINC). Estuvimos ahí todo el final de semana del Festival. Nos quedamos a dormir en Casa da Russa, una casita del pueblo donde hicimos amistad con sus dueños que viven ahí y te atienden super bien: Mariana Prestes e Iván. Mariana es hija de una leyenda comunista aquí en Brasil, Luís Carlos Prestes. Fue un final de semana increíble, y este año seguro que volveremos otra vez para el Festival pues mi mamá también presenta un corto en el Festival.

La linda playita de baía Formosa


El corto de mi papá que ganó el Primer Premio del VIII FINC


El corto que presenta mi mamá para el IX FINC


18 - Río, playa y pueblito de Sagí

Desde Bahía Formosa salen excursiones hasta Sagí, está a pocos kilómetros y es el último pueblo del Estado Rio Grande do Norte (RN). Aunque muchos hacen el recorrido en buggy, nosotros lo hicimos en coche con Ivan de Casa da Russa. Antes de llegar al pueblo, paramos en la Barraca de Toreba y recorrimos en barco los manglares. Luego nos dejaron en la desembocadura del río y ahí nos bañamos primero en el río y luego en el mar. Ya para terminar, dimos una vueltita por el pueblito de Sagí y paramos en la cachacería artesanal Nativos donde los grandes degustaron todo tipo de cachaças gratis…ya sé, esto no es para niños, pero para los más pequeños hay unos platos muy ricos y sabrosos... y está en la playa de Sagí, así que podemos jugar ahí sin problema. Sagí es un lugar hermoso que recomiendo ir.


Llegando a la desembocadura


Bañito en la desembocadura y luego en la playa

Podría seguir diciendo lugares super interesantes para ir con niños (o sin), pero lo dejaremos para otra ocasión, que si no este post se va a hacer interminable. Espero que os haya gustado y si venís por aquí no dudéis en decirnos algo, que seguro os podremos ayudar.


RESERVA AQUÍ TU HOSPEDAJE EN CUALQUIER LUGAR DE RIO GRANDE DO NORTE